nosotros

Ale Muchada y David Léclapart

esta historia comenzó en 2011 …

… cuando Alejandro Muchada estaba viajando como mochilero y woofer por Francia, aprendiendo sobre agricultura ecológica. Por azar, encontró a David Léclapart, primo de una amiga, con quien hizo su primera vendimia. Aquel verano fue un viaje iniciático hacia la biodinámica y el hacer de “vigneron”.

En 2016, tras varias vendimias y momentos compartidos de trabajo y disfrute, decidieron montar un proyecto juntos.

Trabajamos tres hectáreas de viña de palomino y de moscatel –en su mayoría de más de 50 años, de selección masal- en agricultura biodinámica. Las parcelas se sitúan en el Pago Miraflores (Sanlúcar) y el Pago Abulagar (Chipiona).

El modelo que seguimos es el del “vigneron”, un acercamiento artesanal y personal que centra el trabajo y la atención en la viña, a través de la biodinámica, el laboreo únicamente superficial principalmente con tracción animal, el empleo de cubierta verde y la búsqueda de un nuevo equilibrio en el suelo y en la viña. En bodega buscamos la sencillez, la elegancia y la pureza a través de la no intervención.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies